La ONU debe actuar para salvar el Proceso Político en el Sáhara Occidental.

Birlehlu, 08 Enero de 2020. -(ECSAHARAUI)

Redacción Lehbib Abdelhay/ ECS actualización.



Un diplomático saharaui criticó enérgicamente el "fracaso de las Naciones Unidas para avanzar en la solución del conflicto en el Sáhara Occidental", y subrayó la importancia de que la organización internacional debe tomar medidas prácticas para restaurar la confianza del pueblo saharaui.

El representante sabaraui en Francia y miembro del Secretariado Nacional del Frente Polisario, Oubbi Bucharaya Bachir, afirmó que el pueblo saharaui nunca aceptará perseguir el espejismo después de perder la esperanza en la capacidad de las Naciones Unidas para cumplir con sus obligaciones y su rotundo fracaso para avanzar en el proceso de solución acordado en la víspera de la firma del acuerdo de alto el fuego entre el representante del pueblo saharaui, un Frente El Polisario y el Reino de Marruecos en 1991.

En una entrevista concedida al digital mauritano "Le Quotidien du Nouakchott", el diplomático saharaui explicó que "los resultados del XV Congreso del Frente Polisario celebrado en la localidad liberada de Tifariti a finales de diciembre pasado, enfatizó que las reglas del juego deben cambiar, y que el pueblo del Sáhara Occidental no puede estar esperando después de 28 años desde la firma de aquel acuerdo.

Una vez más, Bucharaya describió la reciente resolución del Consejo de Seguridad de la ONU (2494), adoptada a finales de octubre del año pasado, como un "auténtico revés" para el prometedor dinamismo lanzado por el ex enviado de la ONU, Horst Koehler, durante su mandato como mediador internacional en la región.

La resolución antes mencionada del Consejo de Seguridad renovó la misión de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) por un año completo después de solo seis meses, lo que llevó al Frente Polisario, añade el funcionario saharaui, a emitir una declaración el 30 de octubre pasado, para volver a evaluar y revisar su participación en el Proceso de Paz dn su forma actual.

Además, el representante saharaui en Francia criticó "el continuo fracaso de las Naciones Unidas con respecto al nombramiento de un nuevo enviado, tras los intentos de la ocupación marroquí de someter la misión de la ONU a sus dictados y la aparición de otros indicadores que reflejan la falta de voluntad por parte del Consejo de Seguridad de la ONU para implementar sus decisiones relacionadas con la causa saharaui".

El Frente Polisario y el pueblo saharaui, dice Bucharaya, nunca aceptarán perseguir el espejismo, afirmando que este asunto fue comunicado al Secretario General de las Naciones Unidas a través de una carta del presidente saharaui Brahim Gal la semana pasada.

La autodeterminación es un derecho inherente que no ha sido ni estará sujeto a un estatuto de limitaciones.

El funcionario saharaui declaró que "el Polisario como movimiento de liberación nacional y la opción de la lucha armada no es un papel que se agita, sino una opción estratégica que nunca ha salido del centro de acción", y señaló que a pesar del acuerdo de alto el fuego vigente en la región durante casi tres décadas, la capacitación y equipamiento del ejército saharaui siguió siendo un punto focal en el programa del Frente Polisario y el interés del pueblo saharaui, lo que lo convierte hoy en "un nivel para emprender nuevamente la lucha armada si es necesario".

El presidente saharaui, Brahim Gali, escribió al Secretario General de la ONU el día después del XV Congreso del Frente Polisario, en la cual el presidente saharaui afirmó que se revisaron los esfuerzos internacionales dirigidos por la organización internacional para resolver el conflicto en el Sáhara Occidental causado por la continua ocupación ilegal marroquí de partes del Sáhara Occidental.

La carta destacó la profunda preocupación expresada por los congresistas sobre la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), que no cumplió con su mandato según lo estipulado en la resolución 690 (1991) del Consejo de Seguridad y las resoluciones posteriores, que exigen celebrar un referéndum libre y justo para la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental.

En cambio, agrega Gali, la misión se ha convertido en un espectador pasivo de las políticas expansionistas de Marruecos que apuntan a "normalizar" y consolidar su ocupación ilegal de partes del Sáhara Occidental, incluyendo, entre otras cosas, implicar a terceros para abrir "consulados" En la ciudad ocupada de El Aaiún y Dajla.

La carta declaraba que la cuestión de nombrar un nuevo enviado, como se esperaba, no es suficiente, sino que lo que se requiere es una hoja de ruta clara para la descolonización de la región y permitir que el pueblo saharaui vote sobre su futuro y determine el Estatuto final del Sáhara Occidental, considerando que este es un derecho inherente que no ha sido y no será perdido por el estatuto de limitaciones.

Publicar un comentario

0 Comentarios